Calidades

Calidades de las naves industriales Granland

Hormigón pretensado, máxima resistencia para nuestras naves industriales

En el proceso de construcción de nuestras naves industriales, se escogió el hormigón pretensado para garantizar la máxima resistencia de la estructura general de las naves.

La resistencia a la tracción del hormigón convencional es muy inferior a su resistencia a la compresión, del orden de 10 veces menor. Teniendo esto presente, es fácil notar que si deseamos emplear el hormigón en elementos, que bajo cargas de servicio, deban resistir tracciones, es necesario encontrar una forma de suplir esta falta de resistencia a la tracción.

El hormigón pretensado es el material predominante en pisos de rascacielos, en cámaras de reactores nucleares, así como en los pilares y núcleos resistentes de edificios preparados para resistir un alto grado de terremoto y protección contra explosiones.

Una ventaja del hormigón pretensado es el empleo de losas, el aumento de las longitudes aumenta el espacio utilizable en los edificios; disminuyendo el número de juntas, lo que conduce a la disminución del mantenimiento durante la vida de diseño de un edificio, ya que dichas juntas son el principal escenario de debilidad en los edificios de hormigón.

Las cargas de peso de nuestras naves industriales, gracias al hormigón pretensado, nos permite garantizar unas estructuras muy sólidas, que se consiguieron a partir del forjado con hormigón pretensado. Una estructura que hace posible conseguir una resistencia de sobrecarga de uso de 3.000 Kg/m2 en la planta baja y de 1.000 Kg/m2 en el primer piso la cual permite una zona de trabajo con maquinaria pesada. Todo ello siempre dentro de la normativa y siendo muy estrictos en cuanto a calidad.

Naves industriales

Construcción de nuestras naves industriales

Las naves industriales son construcciones y edificios donde se lleva a cabo la producción y almacenamiento de bienes y materia prima de una empresa. Sin embargo, cuando hablamos de naves industriales, debemos considerar que, de acuerdo a la actividad desarrollada en una nave industrial, existen formas y tamaños de todo tipo.

Una nave industrial puede contar con sólo 60m2 con una simple cubierta de lona o llegar a edificios y hangares de grandes dimensiones. El diseño y la construcción de una nave industrial se relaciona directamente con dos factores: que sea realmente funcional para lograr el máximo proceso productivo y el control de los trabajadores.

Es por esto que uno de los objetivos a la hora de construir nuestras naves, se ha apostado por unas estructuras muy sólidas, que se consiguieron a partir de pilares de hormigón armado y también en el caso del forjado con hormigón pretensado. Una estructura que hace posible conseguir una resistencia de sobrecarga de uso de 3.000 Kg. /m2 en la planta baja y de 1.000 Kg. /m2 en el primer piso la cual permite una zona de trabajo con maquinaria pesada. Todo ello siempre dentro de la normativa y siendo muy estrictos en cuanto a calidad.

Toda la construcción de nuestras naves industrial han sido supervisadas por peritos y arquitectos técnicos que calculan las resistencias y hacen el dibujo de la estructura para que se puedan adaptar al mayor número de actividades posibles con total seguridad, para que la empresa que alquile o compre la nave industrial pueda desempeñar su actividad sin problema alguno.

Más allá de ciertos estándares, actualmente para la construcción de una nave industrial se utilizan materiales más ligeros como el acero en placas prefabricadas. Por lo general, las naves destinadas a almacén no necesitan un espacio superior al 10% de la superficie total destinado a administración, pero es posible que la actividad pueda cambiar en un momento dado, es por esto que el diseño de una nave industrial debe contemplar con objetivo final el lograr facilitar la producción y todas las actividades relacionadas con ella: trabajo del personal, los propios operarios, el transporte interno, salida y entrada de mercancías, etc.

Las naves industriales en la planta piso tienen una altura libre de 5 metros, la fachada en muro cortina de cristal y dispone de una zona equipada para oficinas con falso techo y suelo de gres porcelánico, así como de otra zona de lavabos. Estas prestaciones se completan con el espacio reservado para montacargas y, en el caso de las naves de última generación, con un espacio para el ascensor. Las cubiertas disponen de unos grandes tragaluces que dan luz natural a toda la planta piso de la nave.

Descubra el parque empresarial Granland

Les invitamos a descubrir El Parque Empresarial Granland Badalona Sur, donde podrá establecer  su empresa en una nave industrial tanto en la modalidad de compra como de alquiler, para uso de oficinas, comercial o industrial.

Nuestras naves tienen una inmejorable situación estratégica (metro Línea 2 Estación de Sant Roc, tranvía Trambesos y Cercanías RENFE), con enlaces a la Ronda de Dalt y Ronda Litoral de Barcelona (salidas 25, 26 i 27) y accesos a Barcelona por Diagonal Mar, Poble Nou y la Gran Vía.

La ubicación de nuestras naves en la misma ciudad de Barcelona es un claro valor añadido. Al mismo tiempo que apostamos por una buena imagen corporativa en un entorno de calidad y con todos los servicios para su empresa (restaurantes, bancos, gasolinera, centro comercial, gimnasio, etc.) damos prioridad a la proximidad de la ciudad de Barcelona, y es por esto que hemos decidido el emplazamiento en el polígono de Badalona Sur.

Más de 180 empresas ya disfrutan de nuestras instalaciones. Llámenos y le informaremos.

Oficinas de las naves industriales Granland

Calidades de nuestro edificio de oficinas

A continuación les detallamos una memoria de calidades y características de nuestro edificio de oficinas. En este resumen de calidades podrán comprobar la configuración, los acabados, las instalaciones en general y todos los servicios.

Calidades de las oficinas

Todas las naves disponen de oficinas ubicadas por lo general en la planta adaptada para este fin con acceso al vestíbulo de planta. La altura libre entre suelo y falso techo es de 2,50 metros y hay una sectorización acústica entre oficinas y zonas comunes.

Hay suelo técnico en toda la superficie, por canalizaciones y cableado de líneas y el falso techo dispone de luminarias empotradas y salidas de Aire Acondicionado.

La planta de oficinas dispone de lavabos propios y dobles con acabados de calidad. Además el aislamiento de las ventanas de fachada con el exterior se realiza a través de un muro cortina, con carpintería de aluminio oculta, y ventana practicable, con doble vidrio termo endurecido y cámara de aire, tipo reflectasol. Las puertas de acceso a las oficinas son puertas de seguridad y madera noble barnizada.

Todas las oficinas disponen de sistema de climatización (aire acondicionado / calefacción), con regulación y contador independiente para cada local. La Instalación de detección y extinción de incendios en el edificio cumplen perfectamente la normativa vigente. Disponen de toda la preinstalación eléctrica y previsión de telecomunicaciones de voz y datos en el mismo suelo técnico.

Las naves disponen de recepción en el vestíbulo principal a doble altura, con escaleras de acceso a todas las plantas, desde el vestíbulo, incluyendo planta subterránea si la nave dispone de ella. Los ascensores con multipantalla digital y acabados de alta calidad, con acceso a todas las plantas, y hay video-vigilancia y control electrónico de accesos.

Una de las ventajas es disponer de plazas de aparcamiento, dentro del parque empresarial hay una gran cantidad de espacio cerca del nucleo del poligono, por lo que encontrar aparcamiento no será un problema, aunque hay naves que disponen de aparcamiento propio. Además el poligono cubre la adecuación de las instalaciones para accesibilidad de minusválidos en todas las plantas, incluido la subterránea.